Que pasa si soy tímido!

 

Ser tímido no es algo sobre lo que deba avergonzarse. Todos somos tímidos en ciertas situaciones, aunque algunos lo disimulemos mejor, eso es todo.

¿Por qué unos somos tímidos y otros no? Normalmente tiene mucho que ver con varios factores, nuestra educación, la cultura a la cual pertenecemos, nuestros genes, como son nuestros padres, experiencias vitales por las que pasamos….

Un ejemplo de como cda uno de estos factores influyen en como nos comportamos es el siguiente; Los padres seguros crían hijos seguros sencillamente porque muestran a sus hijos ante más gente. Si su casa está inundada de amigos, vecinos y familiares, usted aprende rápidamente las habilidades sociales necesarias para interactuar con extraños y para hacer y mantener amigos casi sin proponérselo. Si no ha practicado las habilidades necesarias para convertir a un conocido en un amigo, no es extraño que su encuentro con extraños resulte atemorizador.

 

La solución para vencer la timidez es una campaña doble: trabajar para elevar la baja autoestima (que suele ir de la mano con la timidez) e interactuar tanto como pueda con tanta gente distinta como sea posible

A continuación unos consejos prácticos sobre como hablar con desconocidos, cinco trucos de lenguaje corporal que le harán parecer más enérgico:

  • Esto ya lo ha oído antes: <<Respire profundamente y bla, bla, bla>>. Porque lo primero que hace alguien cuando se siente nervioso o tímido es contener la respiración. Si hace una inspiración profunda antes de hablar, no solo se relajará, sino que tendrá tiempo para pensar. Otra ventaja: esto hace que baje el tono de su voz, que sonará con más autoridad.

  • POSTURA. Adopte la postura de una persona segura: meta vientre, saque pecho y cuadre los hombros elevándolos hacia las orejas y descuidadamente las manos en las caderas y asegúrese de que su cuerpo enfrenta directamente a la persona con la que está hablando. Esto indica: <<Te estoy ofreciendo la mejor mirada directa sobre mí porque estoy feliz con quien soy y con mi aspecto>>. (Sí, ya sé que está encogido por dentro, pero todo esto es apariencia, ¿recuerda?). Un ajuste final: desplace el peso para que descanse sobre una pierna. Practíquela frente a un espejo hasta que resulte natural.

 

  • MIRADA. El modo más simple y efectivo para cambiar la percepción de alguien sobre usted como persona tímida es buscar su mirada. Pruebe este ejercicio: en lugar de mirar al suelo, mire de frente. Practique echando un vistazo a las caras de la gente durante una fracción de segundo. Luego cuente hasta tres mientras mira la coronilla de la gente; no está encontrándose con sus ojos, pero mira vagamente un punto justo por encima de sus frentes. Paso siguiente: imagine sus caras como un círculo y viaje con los ojos a través de él. Luego concéntrese en los rasgos: primero la boca, luego la nariz y (por último) céntrese en sus ojos. Dependiendo de su grado de timidez, este ejercicio puede llevarle entre dos días y un mes. Hay otro gran truco para los tímidos absolutos que evita tener contacto visual. En vez de contacto visual, haga contacto nasal. Concentre la mirada en el puente de la nariz y no en los ojos: muy poca gente es capaz de notar la diferencia.

Una vez sea capaz de mirar a la gente a los ojos, practique el contacto con tanta gente como pueda: tres desconocidos al día como mínimo. Ese es su objetivo. Cuando esté al nivel de tres personas por día será el momento de enfocar la atención deliberadamente en aquellas que encuentre atractivas. Recuerde, si va a resultar muy estresante, por ahora no es necesario que hable con ellas. Solo hacer contacto ocular y, si lo puede controlar, acompañarlo con una sonrisa.

  • SEGURIDAD AL HABLAR. Oblíguese a parecer seguro al hablar. Parezca amistoso, accesible y feliz dentro de su piel. Asegúrese de que su lenguaje corporal sea abierto. Descruce todo. no se corve. No frunza el ceño. Levante la cabeza.

  • IMITAR. Si su aspecto natural no parece seguro, copie a quienes lo son. Imite su habla, estilo y actitud. Es un gran método para desentrañar los secretos de su lenguaje corporal, y le ayudará a adquirir una confianza nueva o a aprender nuevas formas de comunicarse con la gente. Cuando halle un gesto que le agrade, adóptelo como propio. Lo que no debe replicar son los gestos negativos o especialmente raros.

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *