La pareja es una de las relaciones más importantes en la vida del ser humano, también una de las más complejas a lo largo del ciclo vital.

Los inicios de la pareja acostumbran a ser momentos positivos, pero a menudo, con el paso del tiempo la relación puede deteriorarse, cada vez se producen más discusiones o distanciamiento emocional, la rutina puede acabar pasando factura. Sea cual sea el problema éste se traduce en dificultades en la convivencia y en un importante malestar para los miembros de la pareja y a veces incluso para toda la familia.

No obstante , si aun existe amor y ganas para luchar por la pareja o la familia , la terapia de pareja puede ser una buena alternativa, pues ofrece una segunda oportunidad de renovarse y de fortalecer la pareja.

La terapia de pareja consiste en un conjunto de técnicas y estrategias psicoterapéuticas que tienen por objetivo ayudar a resolver cualquier dificultad surgida en el seno de la pareja y sobretodo el sufrimiento asociado a éstas.

El objetivo de la terapia es buscar nuevas formas de relación teniendo en cuenta las características y necesidades de cada uno de los miembros.

En otras ocasiones, cuando la decisión de l separación está ya tomada, la terapia también puede actuar como soporte para la preparación del proceso de ruptura o separación de manera constructiva, velando por la salud y el bienestar de sus miembros y de sus hijos, si los hay.

Problemas más comunes

Algunas de las dificultades más frecuentes son:

  • Luchas de poder, cuando los miembros de la pareja sienten que pelan por todo, y que no basta que uno diga blanco para que el otro diga negro. Eso sucede Cuando uno asume el control unilateralmente en las decisiones cotidianas.
  • Escasa intimidad, cuando no hay momentos exclusivos de pareja. Uno de los miembros puede sentir que el otro no le expresa afecto, no tienen nunca detalles ni le presta atención.
  • Falta de compromiso, la implicación en la pareja es diferente en cada miembro, no existe o no se cumple por una de las partes el acuerdo implícito sobre lo que significa para cada uno ser pareja.
  • Celos o dependencia emocional, Conductas de uno de los miembros que ahoga al otro y provoca un distanciamiento emocional progresivo.
  • Problemas sexuales, falta de deseo, rutina, disminución de la pasión
  • Infidelidad, que suele estar acompañada o antecedida por dificultades y malestar en a relación
  • Agresividad y violencia, situaciones que normalmente se producen a partir de discusiones en las cuales se le da rienda suelta a la ira.
  • Problemas de la familia de origen, Cuando la familia extensa no respeta los límites e invade áreas propias de la pareja, interfiriendo en las decisiones y la vida cotidiana de la ésta, generando conflictos y un distanciamiento entre sus miembros.
  • Escasa confianza, cuando una de las personas no confía plenamente en el otro y, como resultado, asume comportamientos posesivos que provocan angustia, inseguridad y opresión.
  • Diferencias culturales, debido a patrones de comunicación y convivencia muy diferentes a causa de pertenecer a diferentes culturas
  • Problemas de comunicación. Cuando con el paso del tiempo se ha ido instaurando un patrón de comunicación disfuncional que deriva en discusiones sin fin, o cuando no existe suficiente comunicación en la pareja.
  • Falta de aceptación de las características del otro. Es una necesidad básica del ser humano sentirse aceptado y validado por las personas importantes, cuando esto no sucede puede provocar un alto malestar emocional
  • Necesidades insatisfechas, cuando uno o ambos miembros de la pareja cree que suceden cosas en la pareja que le hacen sentirse mal o poco tenido en cuenta, en estos casos se produce rencor y reproches que provocan a su vez distanciamiento emocional.
  • Situaciones de estrés o nuevas que actúan como desencadenantes de conflictos, como puede ser la llegada de los hijos, enfermedades, jubilación, problemas económicos…

 

¿Cuándo pedir ayuda?

Todas las parejas pasan por crisis, son fases normales en la vida de una pareja, no obstante si usted se identifica con algunas de las problemáticas que hemos descrito o simplemente sufre un malestar emocional importante que usted relaciona con dificultades de pareja, quizás ha llegado el momento de pedir ayuda a un profesional formado y objetivo que no esté implicado emocionalmente y ayudarles a recuperar las claves para mejorar la relación.

No espere sufriendo demasiado tiempo, raramente los problemas de pareja se solucionan solos de forma satisfactoria para ambos miembros de la pareja, además cuando más tiempo se espera más rencor se acumula y más se sufre.

 

Metodología

La terapia de pareja está dirigida a solucionar los conflictos, superar las crisis, resolver dificultades entre ambas partes y reforzar los aspectos positivos de la relación.

Para llegar a este punto, es necesario descubrir y poner de manifiesto el origen de los conflictos y descubrir la dinámica de base que los alimenta, impidiéndole a la pareja alcanzar un equilibrio satisfactorio.

Para descubrir el problema subyacente, el psicoterapeuta debe profundizar en la historia de pareja, saber en qué punto de sus vidas estaban, expectativas, renuncias… También es importante analizar las experiencias familiares de ambas personas, ya que a menudo los patrones disruptivos provienen de la familia de origen y son comportamientos que cada uno repite sin ser conscientes de ello.

Una vez identificado el problema, se suele sugerir una propuesta de cambio potenciando habilidades como la escucha activa, la empatía y la expresión asertiva de las emociones. Cada uno debe ser consciente de lo que aporta al conflicto para poder cambiar a una dinámica más constructiva, haciéndose responsable de los aspectos individuales.

La terapia de pareja no es solo hablar, se ponen en marcha una serie de técnicas que deben de practicarse entre sesiones. También a su vez se hace un trabajo individual de autoconocimiento , aceptación del otro y emergencia de recursos en pro de la relación.

Por eso las sesiones son de frecuencia quincenal y de una hora de duración

El número de sesiones que conlleva una terapia de pareja depende del problema a tratar, de la cantidad de años que lleve instaurado el conflicto y, por supuesto, de la adherencia terapéutica de ambos miembros y su predisposición al cambio. Como norma, lo usual es que todo este proceso dure entre tres y nueve meses.

El psicólogo de parejas le hará notar a ambos miembros de la pareja todos aquellos comportamientos, actitudes, expectativas y creencias negativas o distorsionadas que están intensificando el problema o son una barrera para resolverlo.

 

Eficacia de la terapia de pareja

Los estudios realizados nos indican que tres de cada cuatro parejas logran mejorar la relación y el 90% de las personas a nivel individual refieren una mejoría en su estado de ánimo después de haberse sometido a una terapia de pareja.

El porcentaje de éxito de la terapia de pareja suele rondar el 70%, y suele ser más alto si la pareja pide ayuda cuando aparecen los primeros problemas, en el periodo comprendido entre los dos años posteriores al surgimiento de dificultades.

 

¿Qué sucede si uno de los miembros de la pareja no quiere asistir a la terapia?

Los problemas de pareja son el resultado y afectan a los dos miembros de la pareja, no obstante sucede que en algunas ocasiones uno de los miembros no siente que deba cambiar nada o simplemente no cree que la terapia pueda ayudar. Aunque lo preferible es trabajar con ambos miembros y los resultados son siempre más rápidos cuando se aborda conjuntamente se puede trabajar también con un solo miembro de la pareja. También vale la pena destacar que en la terapia de pareja no todas las sesiones son conjuntas sino que se realizan también sesiones individuales.

 

Terapia de Pareja en Gabinete de Psicología Granollers

Dentro de la Psicología la terapia de pareja es una de las terapias más complejas que existen, no solo porque se trabaja con dos personas en vez de una sino porque es uno de los campos en los que las dificultades tienen más repercusiones a nivel de sufrimiento emocional.

Por ello disponemos en nuestro centro de un área especializada en este campo, es decir que disponemos de profesionales con formación y experiencia en terapia de pareja a la vez que en psicología de adultos, para los casos en que uno o ambos miembros de a pareja tienen algún tipo de patología.

Exiga lo mejor para usted y su familia, ponga en manos de nuestros expertos su dificultades y le ayudaremos a encontrar soluciones reales.

 

No obstante sabemos que los procesos de terapia de pareja no son siempre fáciles y a veces existen resistencias a iniciar una terapia o simplemente no se sabe si se necesito o no , para ello le ofrecemos dos soluciones alternativas a la terapia;

 

  1. Acuda a nuestros talleres y ciclos de charlas sobre pareja y sexualidad impartidos por nuestros profesionales, estos se realizan con sumo cuidado , respeto y intimidad , y sin entrar en su propia vivencia le informaran detalladamente sobre problemas habituales y características de una relación de pareja sana

 Clique aquí para más información

  1. Realice una primera media visita, de 30 minutos de duración, en ella conocerá al profesional que le atendería, observará su metodología y verá si se siente cómodo en sesión, pasada esta media hora puede continuar y finalizar la primera visita o no, pida hora sin ningún compromiso.

 

No dude más llámenos al 93 015 59 31 o rellene el siguiente formulario y contactaremos con usted

Aunque no tenemos una fórmula mágica para que la relación cambie de un día para otro, somos conscientes de que en el pasado ambos se enamoraron y fueron felices, y por ello sabemos que pueden volver a lograrlo si cuentan con el apoyo y las herramientas adecuadas .

Especialistas en Terapia de pareja En Gabinete Psicológico Granollers

 

No lo dudes mas! coge las riendas de tu vida! , llámanos al 930 15 59 31 o envíanos tus dudas al siguiente formulario