Los celos constituyen un sentimiento dañino o una emoción que surge como consecuencia de un exagerado afán de poseer algo de forma exclusiva y cuya base es pertenencia, querer que algo o alguien pertenezca. Muchas vececes, tras los celos , se esconde un miedo intenso a la infidelidad -real o imaginaria- de la persona amada (Echeburúa, 2001).

También pueden darse celos al desear algo que alguien tiene , sea un objeto, una cualidad, una relación… en cualquier caso estos sentimientos, hacen sufrir a quienes los padecen y normalmente , generan otras emociones o sensaciones así mismo negativas; miedo , inseguridad, insatisfacción, enfado…

Los celos son un fenómeno común en nuestra sociedad, no siendo en todos los casos un problema psicopatológico.  Ser celoso es una cualidad que permite cuidar aquello que más quiere y desea una persona para que nadie se lo arrebate. Éste es el significado real del término celo: cuidado, interés, y esmero. Por tanto su papel adaptativo estaría en asegurarla estabilidad de la relación. No es fácil, por tanto, establecer el límite entre los celos normales y los celos patológicos.

A diferencia de los celos adaptativos, en los celos patológicos hay tres características:  La ausencia de una causa real desencadenante, la extraña naturaleza de las sospechas y la reacción irracional del sujeto afectado, con una pérdida de control .

En definitiva, lo que confiere un carácter patológico a los celos es la intensidad desproporcionada de los mismos, el sufrimiento experimentado por el sujeto y el grado de interferencia grave

En algunos casos los celos conforman la base de la personalidad de la persona, donde tienden a predominar ciertas características personales como una gran inseguridad en uno mismo y rasgos predominantes de dependencia emocional entre los que podemos destacar una preocupación extrema a ser abandonado, una clara y elevada necesidad de apoyo, una necesidad excesiva de aprobación por parte de los demás, el gusto por las relaciones exclusivas en el que el dependiente emocional quiere disponer continuamente de la presencia de la otra persona como si estuviera «enganchado» a ella o a él.

 

 

Todo ello genera un gran sufrimiento en la persona celosa, que se muestra firmemente convencida de la infidelidad de su pareja y organiza su vida diaria en función de este temor. De este modo, la persona se vuelve irritable, la relación con la pareja se deteriora progresivamente, los hijos se ven afectados emocionalmente, las relaciones con los demás se alteran considerablemente, los problemas de rendimiento en el trabajo son frecuentes, etc.

En otros muchos casos , los celos se dan únicamente con una pareja concreta y muy probablemente se hayan mantenido otras relaciones amorosas sin presencia de celos y vividas con normalidad, en estos casos los celos estarán relacionados con aspectos contextuales del sujeto; experiencias anteriores, situación socio familiar actual, aspectos por resolver, características de la relación. La persona vive con incredulidad y frustración esta situación , vivida por primera vez y que no entiende ni consigue controlar.

Tratamiento

La intervención dirigida a la superación de los celos patológicos aborda dos componentes principales:

Por un lado, en la persona celosa aparecen una serie de pensamientos o de sentimientos relacionados con la posible infidelidad de la pareja. Se trata de un firme convencimiento de que el otro miembro de la pareja lleva una doble vida con otra persona. Para cambiar estos pensamientos irracionales, utilizamos técnicas cognitivas.

Por otro lado, surgen una serie de comportamientos, de auténticos rituales, que van dirigidos a comprobar la veracidad de las sospechas del celoso. Para modificar estos comportamientos, utilizamos técnicas conductuales.

 

Asimismo, los celos patológicos se producen con mayor frecuencia en personas que tienen un bajo nivel de autoestima. Por ello, una vez superados los problemas relacionados con los celos, es importante valorar la autoestima del celoso y, si es necesario, realizar una intervención dirigida a mejorarla.

Los celos patológicos erosionan de forma progresiva la vida en pareja. Por ello es habitual que se traten los celos junto con la pareja, con el objetivo de mejorar las habilidades de comunicación, de potenciar las técnicas más adecuadas para afrontar los diferentes problemas de la vida cotidiana e, incluso, de mejorar la vida sexual.

Finalmente en el caso en el que la persona celosa , lo está por primera vez en su vida habrá que descubrir los desencadenantes de la situación actual y poner una solución a estos.

 

 

Expertos en Celos en Gabinete Psicológico Granollers

 

En Gabinete psicológico Granollers, obtendrás profesionales formados específicamente para ayudarte con estas dificultades de forma efectiva. Anímate , ven a conocernos, y decide dejar tu pasado atrás.

 

 

 

No lo dudes mas! , llámanos al 930 15 59 31 o envíanos tus dudas al siguiente formulario

 

 

 

En gabinete psicológico Granollers tenemos especialistas para tratar este tipo de dificultades, no esperes más , solicita hora de visita y deja que nuestros profesionales te asesoren y te ayuden a superar tus miedos y reconstruir tu relación.