Cada vez más las personas que tienen dificultades para llevar a cabo acuerdos tras la separación acuden a un Coordinador parental, en otras ocasiones es por sentencia judicial que ambos progenitores deben de pedir ayuda a un servicio de coordinación parental.

La figura del Coordinador parental asiste a los progenitores que están anclados en conflictos post-divorcio para que puedan implementar su Plan de Parentalidad y minimizar el conflicto familiar, protegiendo a los hijos del impacto derivado de su falta de habilidades, escasa motivación para tomar decisiones por si mismos, o dificultad de cooperación en los acuerdos adquiridos.

El coordinador parental llevaría a cabo un proceso educativo, de mediación y de gestión de cada caso particular, monitoreando el progreso de la familia para asegurar que los progenitores están cumpliendo con sus obligaciones parentales adoptando pautas tendentes a minimizar el conflicto y ejercer la coparentalidad.

Los coordinadores para padres ayudan a los progenitores a establecer y mantener una coparentalidad sana que les posibilite reducir los  conflictos y evitar aquellas situaciones que suponen factores de riesgo que van a  influir en la adaptación de los menores. El énfasis general es ofrecer a los niños la oportunidad de crecer en un ambiente familiar libre del estrés devastador de estar atrapados en medio de un  conflicto que no les pertenece.

 

Funciones del coordinador Parental

  • Educar sobre temas de: comunicación, gestión de conflictos,  etapas evolutivas, impacto del divorcio y del conflicto parental en los hijos….
  • Proponer maneras de redistribuir el tiempo que los hijos pasan con los padres para reducir la conflictividad.
  • Gestionar y promover la comunicación entre los progenitores.
  • Coordinar, si es necesario, la actuación de los diversos profesionales y sistemas involucrados (escuela, sanidad….).
  • Educar a los padres, haciéndolos conscientes del impacto que su comportamiento está provocando en el desarrollo de sus hijos.

 

 

 

  • Reducir el conflicto entre los padres a través de manejo de la ira, de la mejora de la comunicación y proporcionándoles habilidades de resolución de conflictos.
  • Disminuir las conductas parentales inadecuadas para reducir el estrés que esto le provoca al hijo/a.
  • Crear un ambiente relajado que permita al niño/a ajustarse más efectivamente a la nueva estructura familiar.
  • Monitorear las conductas de los padres para asegurarse que están cumpliendo con sus obligaciones.

 

Expertos en Cordinación Parental en Gabinete Psicológico Granollers

 

En Gabinete psicológico Granollers, obtendrás profesionales formados específicamente para ayudarte con estas dificultades de forma efectiva. Anímate y ven a conocernos

 

 

 

No lo dudes mas! , llámanos al 930 15 59 31 o envíanos tus dudas al siguiente formulario